25.11.21

El tejido del mundo en la Galería Luis Gurriarán: noviembre,2021 - enero, 2022

 

 

A principios de este año, marzo de 2021, Julián Valle presentó un proyecto específico para el CAB de Burgos -realizado durante los dos años anteriores- bajo el título de El tejido del mundo. Continuaba así su particular inmersión en el paisaje, una andadura iniciada hace más de tres décadas. Julián Valle -Aranda de Duero, 1963-  continúa explorando, a través de su trabajo, unos determinados lugares relacionados con el hábitat y el eremitismo rupestre altomedieval. Estos edificios horadados en la roca, sus caminos y sus necrópolis, son el origen de estas acuarelas en formato grande, y son origen también de las piezas en cerámica que podremos contemplar -a partir del día 13 de noviembre- en la Galería Luis Gurriarán.

No sólo pinta espacios interiores o exteriores de la arquitectura excavada en la roca, o pequeños detalles que podrían parecer anecdóticos, también nos presenta aquí vaciados –en cerámica- que podrían ser maquetas de estos espacios, y objetos que podrían pertenecer a estos mismos lugares. 

 

Trabajo de campo en Ujados, Sierra Norte de Guadalajara. Dibujos.

Cerámicas. Plano y maqueta para el proyecto específico en el CAB.

 

Contemplando estas obras encontraremos que éstas parecen ir más allá del paisaje como “tema”. Aquí son más una intensa experiencia espiritual de descubrimiento del mundo como extensión de uno mismo: lo que es, para Merleau-Ponty, un estar prendido del tejido del mundo. Las diferentes piezas podrían presentarse como páginas de un “cuaderno de viaje” de este autor. Podríamos pensar que entre sus antecedentes, además de los grandes pintores paisajistas del s. XIX, hay también otros no tan conocidos: aquellos artistas que en siglos pasados participaron en las expediciones científicas. Con estos últimos comparte ese aspecto descriptivo –no narrativo- de sus acuarelas complementadas, desde lo aparentemente- arqueológico, con sus objetos de cerámica, en gres o porcelana.  Tanto unos como otros tienen su origen en lugares que el artista visita desde hace años a la búsqueda de esa “memoria del lugar” que parecen registrar sus piezas. Para componer una obra muy personal en el que, como en el caso de la música, son fundamentales los silencios, aquí como una “presencia de la ausencia”.

La actitud  de este artista también nos podría recordar a la pintura paisajista china, taoísta: la del “pintor viajero” que, de vuelta al estudio, alumbra las esencias de su viaje. Es ésta una experiencia del paisaje que conecta en muchos aspectos, precisamente, con el paisajismo occidental del que hablábamos antes, más allá de correspondencias formales. Un pensar el paisaje. Es este un pensar, como nos dice Josep Mª Esquirol, que es más “un ahondar” que “un avanzar”. Para así remontar “más allá de la presencia y la representación”, atravesando este bosque umbrío, hacia donde mana –como en el poema de Aníbal Núñez- el agua más alta.

Galería Luis Gurriarán

 

 

12.10.21

4 lipsanotecas en la alfarería de José Antonio de la Calle: RE_HACER - creación contemporánea y alfarería_

4 lipsanotecas. EtdM.21.13. Julián Valle, 2021

Como señala el Libro del Tao, del vacío de la vasija surge su utilidad. Y al igual ocurre con la ventana, o esa puerta que conecta interior y exterior. Recipiente, contenedor, conector, mandorla entre nosotros y el mundo. No hablamos sólo de un determinado objeto, hablamos de todos aquellos –calificados o no como arte-  “contenedores de lo inefable”. Para llegar a serlo -en el proceso de creación del objeto-  parece necesario vaciarse de toda intencionalidad, si no al principio, más adelante, cuando la obra navega con sus propios derroteros: a los que apunta ella misma…cuando allá se dirige. Qué nada nos libre de esa aventura y misterio del navegar. Es así de sencillo, como en la vasija, el vacío es necesario para que pueda llenarse de algo, y la intencionalidad ocupa el lugar preciado que deberían ocupar esas experiencias que nos encontramos en la ejecución de la obra. La intencionalidad la empobrecería abocándola a un callejón de vanos significados. La creación del objeto nos sumerge en un mundo percibido así, de este modo. Que nos forma “recreándonos”, tomando conciencia de esta experiencia íntima, única; aún más valiosa sabiéndose parte, o producto, de otras vivencias.

La 4 lipsanotecas en la alfarería de José Antonio de la Calle. C./ Pozo, 2. Arrabal de Portillo, Valladolid. Fotografía de Nacho Gil.

Piezas hechas con la colaboración del escultor y ceramista M.Á.M. Delso en su taller de Aranda de Duero.

 

4 lipsanotecas. Gres. Julián Valle, 2021

Lipsanoteca I: 16 x 19.5 x 14 cm. Lipsanoteca II: 15 x 16 x 14 cm. 

Lipsanoteca III: 15 x15 x 15 cm. Lipsanoteca IV: 15.5 x 17 x 15.5 cm.




Fotografías de Cristina Zelich

Fotografía de Monserrat Gómez Osuna

 







re_hacer | creación contemporánea y alfarería 

Coordinación: Bettina Geisselmann de Néxodos

Alejandro Martínez Parra | Ana Pérez Pereda | Bettina Geisselmann | Carlos Sanz Aldea | Cristina Zelich | David Duyos | David Herguedas | Félix Sanz | Javier Ayarza | Javier R Casado | José Ignacio Gil | Julián Valle | Julio Mediavilla | Marcos Isamat | Marta Almudí | Montserrat Gómez Osuna | Nacho Román | Natalia Suárez | Tania Blanco | Virginia López |

Alfarería Andrés Pérez | Alfarería Velasco Gascón | Alfarería José Antonio de la Calle | El Obrador del Alfarero | Portillo Alfar | Cerámica Ángel Teresa |