20.2.14

Las casas del alma_Al nombre del lugar

     Poseo el mundo tanto más cuanta mayor habilidad tenga para miniaturizarlo. Pero de paso hay que comprender que en la miniatura los valores se condensan y se enriquecen. No basta una dialéctica platónica de lo grande y de lo pequeño para conocer las virtudes dinámicas de la miniatura. Hay que rebasar la lógica para vivir lo grande que existe dentro de lo pequeño.
Gaston BachelardLa poética del espacio.


He trabajado con gres desde 1996, y a partir de 1999 hice unas piezas inspiradas en la arquitectura popular (Castilla y León). Esta selección de piezas que muestro a continuación corresponden al noroeste de Soria (Castillejo de S. Pedro) y al sur de Burgos (Fuentelcesped). 

Más adelante hice otras a partir de planos de casas reales como Al Nombre del Lugar. 00.08, sobre planos de una casa de Ciruelos de Cervera, Burgos.

Todas estas piezas Al nombre del lugar están construidas a partir de un módulo, el tamaño de un cráneo; lo pensé en principio como fisonomías. Están construidas, desde dentro hacia afuera, habitación por habitación. Desde los vanos se pueden ver sus interiores vacíos. Conservan sólo elementos de obra como alacenas, chimenea, escalera ....

Las construcciones aparecen como arrancadas de su lugar; se muestran colocadas sobre mesas o estanterías perdiendo su verticalidad original.
Aquí hice el trabajo habitando desde el interior para ser visto desde el exterior.

Como en otras obras es fundamental esa experiencia de inmersión en el trabajo para poder llevar este a un buen fin. Y, sobre todo, para que el trabajo tenga algún sentido para su autor, su primer destinatario, el primero que experimenta su sentido, el que certifica su valor. No entiendo un destinatario en abstracto. La obra debe tener valor por si misma, es la piel de algo que permanece latente en su interior. 

Al nombre del lugar estaban pensadas a modo de "contenedores". Para ser casas del alma...

Es fascinante como las cosas entran en relación salvando las distancias geograficas y atravesando -como una flecha certera- ese tiempo que nos une con los que nos precedieron: un amigo,viendo estas obras, me informó de una exposición -que no conocía- en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona en febrero de 1997; el título de la misma Las casas del alma (5.500 a C.-300 d C.) Maquetas arquitectónicas de la antigüedad. Comisariada por Pedro Azara, con catálogo y texto de Josep Ramoneda.







04.99 Al nombre del lugar
-levantada para poder ver el interior de su planta baja-
gres, 26 x 18.5 x 25 cm.



03.99 Al nombre del lugar
Julián Valle 1999
gres, 28 x 22 x 26 cm.



Julián Valle 2000
gres ,18 x 32 x 34 cm.
Al Nombre del Lugar. 00.08  está hecha sobre planos de esta casa de Ciruelos de Cervera, Burgos.
Esta fotografía es reciente, de enero de 2014. Parece ser que resiste las embestidas del tiempo a pesar de su evidente abandono. Ha perdido parte del enfoscado y la tierra roja de los campos de la zona ha teñido la piedra.
Como tantas construcciones tradicionales -autenticos y desconocidos monumentos- puede estar condenada a una ruina (digna) o a una espeluznante transformación que resalte su "tipismo", algo tristemente habitual en este país. La tercera vía, la de una rehabilitación respetuosa, es lo que deseamos. El tiempo dirá.




Casa de Ciruelos de Cervera. Burgos.

No hay comentarios: