16.1.13

Restos de un naufragio_Boltanski


 
En sus instalaciones C. Boltanski recoge (o salva) objetos hechos a mano, reconstrucciones, también inventarios, o envíos postales, desde pequeñas películas a grabaciones fonográficas, recoge sombras, o fotografías. Lo más evidente de este material tan heterogéneo es que nos remite a un pasado, a un tiempo no muy lejano. Llama la atención la pobreza de estos materiales, la predilección de este artista por lo aparentemente insignificante[1]. Esto se corresponde con los supuestos protagonistas de sus trabajos, protagonistas anónimos -los que están en la sombra- y que en muchos casos aparecen con rostros casi espectrales, como sombras de rostros, como el rostro  del otro definido por su sombra. Aquí no será  Boltanski quien dicte lo que ha de ser leído: es el espectador quien recorre con su mirada -muchas veces mirada doliente- quien interpreta las obras. Y lo recorremos  como restos de un naufragio: allí el artista sólo reúne y marca su posición. En la obra Propiedad perdida , realizada  en el hangar de tren de Tramway(Glasgow) reunió en estanterías -etiquetados cuidadosamente-  todos los objetos perdidos y  no reclamados desde seis meses atrás. Y en Cloaca máxima (1994) fueron objetos recuperados de una alcantarilla de Zúrich, esta vez  presentados al visitante dentro de una vitrina. Es visible la relación existente en la presentación de estos objetos con lo que identificamos como lo museable para, utilizando objetos sin interés, practicar una especie de antropología de lo cotidiano.  En las vitrinas, estos objetos, incluso  toman el valor de reliquia,  y su desgaste remite a un uso, al tiempo de una vida que ha pasado[2], al dolor de lo irremediablemente perdido.
En la búsqueda de los indicios de la existencia del otro están los signos de nuestra propia desaparición. Como en L'inventaire des objets ayant appartenu à une femme de Bois-Colombes (1974)[3] Son objetos que podrían haber sido de cualquiera de nosotros…pero pertenecieron a una persona concreta…única,...........une femme de Bois-Colombes.





[1] Paradójicamente estos objetos insignificantes ,que no representan, que no tienen importancia, se convierten gracias a la mise en scène de Boltanski en signo, rastro, en indicio de una cosa distinta, que presentimos importante.
[2] En muchas ocasiones los objetos recogidos por Boltanski pertenecieron a personas fallecidas.
[3] Inventario de objetos que pertenecieron a una mujer de Bois-Colombes.(1974) Un inventario de una mujer anónima. Boltanski fotografía todos los objetos: los títulos (pies de foto) son pulóver, abrigo… impermeable, abrigo, blusa, blusa….vestido, blusa, blusa. Quince fotos por página que contienen imágenes......de ropa….......muebles….comprobantes.........................de cheques…facturas….cartas….cuaderno de notas.

No hay comentarios: